Gazapos en Twitter

Gazapos en Twitter

8 enero 2016
Social Media

Gazapos en Twitter

¿Por qué tienen tanto éxito las redes sociales? Son espontáneas, cercanas, inmediatas... Transmitimos nuestros pensamientos e informaciones de manera sintetizada y, muchas veces, sin pensar en las consecuencias de nuestros mensajes. Quizá en Twitter sea en donde expresamos más libremente nuestras ideas y también donde encontramos las mayores meteduras de pata. Ahí van unas cuantas recientes: Hace pocos días salía a la palestra el nombre de Sergi Guardiola, un gregario del fútbol que tras pasar por diferentes equipos, el FC Barcelona B le hacía una oferta para incorporarse a su plantilla y el jugador firmaba su contrato. Lo que no sabía es que horas más tarde, éste sería rescindido por sus desafortunados comentarios. Ahora su perfil es privado. tuitssergiguardiola   Las meteduras de pata de Sergio Ramos son las que más nos gustan, porque lo cierto es que no le hacen daño a nadie y son muy graciosas. ¡Estamos segurxs de que hasta él se ríe! Una de las que siempre recordaremos es la 'Felicitación' a las jugadoras de la selección femenina de waterpolo por ganar el mundial, eso sí, con 21 días de retraso porque él lo estaba viendo en diferido.   waterpolosergioramos La siguiente es para Rafa Nadal, quién envió su pésame a la familia de Nelson Mandela antes de fallecer. Esta, a los gallegos nos recuerda al momento en el que Xosé Ramón Galloso (mítico presentador de la CRTVG) anunciaba en directo la muerte del Fary para más tarde tener que desmentirlo. rafanadalnelsonmandela Otra para recordar, es la de Paulina Rubio cuando cree que el hashtag #PAU2015 va por ella y se convierte en el foco de burlas de los estudiantes que están preparando los exámenes de acceso a la universidad.   paulinarubiotwitter Son muchos los que han sido foco de los tuiteros más audaces, como el desnudo de la mujer de Cañizares o Paula Vázquez haciendo público su número de teléfono que, aunque borraron de inmediato sus publicaciones, ya era demasiado tarde y corrían como la pólvora por las redes sociales. ¡A más de uno le han quitado las ganas de publicar en su cuenta sin pensárselo antes!
Comparte
Código de verificación
Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.