La fuerza de las críticas en redes sociales

La fuerza de las críticas en redes sociales

7 abril 2017
Digital , Reputación , Social Media

La fuerza de las críticas en redes sociales

¿Cómo empieza?

En Nasas recordamos cuando comenzaron las primeras plataformas en redes sociales. Allá por el 2008 se empezaba a hablar de una “red social”, llamada Facebook que había nacido en 2004 en Estados Unidos y que estaba disponible en España. Rápidamente, creció en usuarios llegando en 2014 a los 1.350 millones de usuarios en el mundo. Un par de años antes, habían adquirido Instagram que actualmente es la segunda red social en uso en España.

Cada vez más conectados

En la era de la hiperconectividad, no sólo nos comunicamos más con personas de todo el mundo, (lo de mejor sería otro debate),  sino que también las marcas tienen la posibilidad de saber qué pensamos de ellas. En ocasiones, es todo felicidad: positivo_redes_sociales           Y buenas palabras: Pero en otras ocasiones, los usuarios no dejarán de hacernos saber qué no les ha gustado, con una fuerza tal que los (nos) convierte en grandes lobbies.

El caso Pepsi-Kendal Jenner

La semana pasada, se publicaba el último spot de Pepsi con Kendal Jenner de protagonista. Si no lo has visto todavía, date prisa porque está desapareciendo de los canales oficiales.

A los usuarios les pareció de mal gusto, de principio a fin, llegando a diferentes medios de comunicación y hasta a las críticas de otras celebrities.

Conclusión: 24 horas más tarde de su publicación, Pepsi retira el anuncio.

Pero no es el único ejemplo, las críticas contra marcas y puntos de vento que venden productos que utilizan el aceite de palma ha generado una cadena de decisiones a nivel comercial, con la retirada de muchos de estos productos de diferentes puntos de venta de toda España.

¿Cómo?;  ¿qué las criticas de usuarios en redes han conseguido que se retire comercialmente un producto?

Sí, y no nos asombra nada porque comienza a ser la norma.

Parece definitivo que estamos totalmente inmersos en una época “customer centric” donde quién quiera luchar por ser competitivo y hacerse un hueco en el mercado tiene que, más que nunca, escuchar al cliente.

Comparte
Código de verificación
Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.